SECCIONES

Narrativa

Cuentos, relatos y delirios varios. La producción de esta fábrica artesanal de textos en que quiero convertirme.

Carrera

Descubrimientos, consejos y opiniones que me van surgiendo en estos primeros pasos como escritor.

Reflexión

Divagues, análisis y pensamientos, sobre la vida, el amor, el destino y todo aquello que se me cruza en el camino.

Fotografía

Una palabra puede decir más que mil imágenes, o eso opino yo. Pero a veces, una imagen puede hablar por si sola.


30 septiembre, 2007

Y vos, chabon, AMIGO... DE QUE LADO ESTAS???

Amigos.
Sin temor a equivocarme, puedo decir que al menos el ochenta por ciento de la gente que lee mis post, son mis amigos. Claro, hay amigos de muchas clases. No son todos lo mismo.

Clasifiquemos un poco:

Hay amigos “íntimos”, de esos a los que uno les cuenta sus mayores secretos (los que tienen material para extorsionarte, vamos!).
Otros, en cambio, son amigos pero como con cierta distancia, con los cuales uno puede hablar y divertirse, pero hay algunos límites. Esos a los que les decís “Pepita esta bárbara”, ó como mucho “me gusta mucho Pepita”… pero a los que no les vas a decir “Uh, cuando veo a Pepita, el mundo me huele a Rosas, siento Mariposas en el estomago, y mi corazón late con la fuerza de una Estampida de Toros Salvajes”… bueno, al menos no lo decís sin esperar la carcajada que seguro vas a recibir.

También están esos amigos que ves todo el tiempo. No importa cuando fue la última vez que hablaste, siempre tenés algo que compartir con ellos. Y si no hay nada para decir, es porque están haciendo algo juntos, como equipo. Dormir, pegarle a otro, robar un banco. Algo.
Opuestamente, están aquellos que querés, que llevas su nombre grabado a fuego en tu corazón, de los cuales nunca olvidas su fecha de cumpleaños… pero no podes ver dos días seguidos. Simplemente, no se puede. Silencio incomodo. Aburrimiento. Conversación monótona. No se puede.

Están, por supuesto, los que viven lejos y aun así se mantiene la amistad. No importa que no te veas con esa persona, que no converses más que por msn con ella, seguís teniendo un amigo con el que contar. Quizás hasta hablas más que con otros a los que podes caminar dos cuadras y tocarles el timbre.
Eso si, hay otros a los que querés y te importan… pero que la cosa funciona porque están cerca. Porque podes verlos, salir a pasear, darles un abrazo… incluso tocarlos (si son de esos que te permiten esas cosas, claro!). A distancia… y no, no resultaría. Hay amistades que se disuelven, simplemente.

Por otro lado, existen ciertos amigos con los cuales podes planificar proyectos, teorizar sobre futuros posibles, evaluar variables de todo tipo para llevar a cabo la máxima de las obras de humanidad… pero que no las podes concretar. En “papel” suena bárbaro, y todo es posible y bonito… pero no lo llevas a cabo. La gracia, supongo, están en compartir el proceso mental… la parte artesanal, queda en el olvido.
Mientras tanto, hay algunos con los que no organizas ni una salida al parque Rivadavia, pero con los cuales simplemente se ponen a hacer cosas. Levantas el tubo y ya arreglaste que hacer en los próximos diez minutos. Y desde ahí, todo va solito, sucediéndose un acto tras otro, cual un domino rally.

Algunos amigos, se dan de forma espontánea. Cruzaste tres palabras, dos miradas, una complicidad, y ¡ tachin ! tenés una nueva amistad. Ya sabes lo que el otro va a pensar, lo que siente, te reís de los mismos chistes… Todo encaja de una, solo tenés que dejarte llevar y las cosas se dan por si solas.
Contrariamente, hay amigos que uno se gana con el sudor de su frente. Gente a la que uno le gana cariño –anda a saber por que-, pero que para llevar adelante la amistad tenés que trabajar. Ceder cosas que no te gustan, explicar cosas que son obvias, llamar cada tanto para que no se pierda el contacto. Esforzarte como un político en plena campaña, digamos.

También hay amistades que son “sorpresivas”. Gente con la que estaba todo bien, pero hasta por ahí nomás. Incluso algunas personas que te caían directamente mal. Pero que las vas conociendo de a poco, tratándolas más porque así se da que porque vos lo quieras… hasta que un día te das cuenta de que le tenés cariño a ese gusarapo que no te bancabas. Mal que te pese, ya es tu amigo.
Para seguir con la exposición de opuestos, están aquellas personitas que vos sabes que van a ser amigos. Que vos hablaste un rato y ya sabes que ahí HAY una amistad en potencia. Quizás se dé espontáneamente, puede que la tengas que ayudar. Pero no te cabe duda de que esa persona, va a ser una de las que van a perdonarte las deudas, pegarte en la cabeza cuando te estés mandando una macana o escuchándote cuando por enésima vez les digas como lograste pasar la final del Mortal Kombat cuando tenias solo un año y medio.

Basta de clasificación!

Ahora: qué clase de amigo soy yo? Creo que tengo al menos una persona para meter en cada categoría (si, si… supongo que por eso se me ocurrieron, no?)… Pero yo, en cual opción u opciones entraré?
A decir verdad, no me interesa. Para nada. Porque hace poco, me develaron una verdad de esas que hacen que cambies tu punto de vista sobre todo lo que vos tenías por seguro. Me batieron la posta de tal modo que hasta el mejor cheff repostero hubiera llorado de envidia. Y esa verdad es que…

SOY IMAGINARIO.

Así es. Me lo dijeron y en el momento no lo tome muy en serio. Suena loco, no? Pero después de repasar muchas situaciones de mi trayectoria en este mundo, me di cuenta de que es completamente cierto. Soy imaginario. Ni siquiera soy el amigo imaginario de Pepe o Coco. Soy producto del imaginario colectivo. La sociedad, en conjunto, me imagino.
Me achaco sus defectos, para sentir que hay alguien que está peor que ellos.
Me dio aquellas virtudes que me hacían falta para ayudarlos cuando así lo requirieran.
Me dio mi estilo, para tener de que reírse cuando estuvieran deprimidos.
Y por eso no importa que clase de amigo sea yo. Porque soy la clase de amigo que cada uno quiere. O que cada uno necesita. O se merece… Que se yo! No me vino un pedazo tan grande de “psicologo” como para saberlo (háganse cargo de eso)

Esto de ser imaginario esta bueno. Es más fácil hacer las cosas cuando sabes que existís para eso. No me pesan tanto mis defectos, no me molestan mis incapacidades.
Pero ahora, digo yo: si me crearon para ser su amigo, si tengo todo lo que uds quieren…
¡¿Qué les costaba hacerme un poco más Brad Pitt y un poco menos yo?!


Este post esta dedicado a Ed, amiga a distancia pero cercana en afecto y locura. Gracias por darme el empujón para que finalmente escribiera esta post! llevaba meses dandome vueltas en la cabeza... y: ALERTA CON ESOS LEGO-GUERREROS!!!
Ni sueñen con que liste a todo el resto de mis amigos en esta dedicatoria :P

7 comentarios:

Anónimo dijo...

asi q amigo imaginario?
a vos te parece?! anda saber cuanta gente q tiene q ir al psicologo x tu culpa!!
q barbaridad!

en fin, si tuviera q clasificar a mis amigos diria q cada uno es de una clase distinta, son unicos e irrepetibles y absolutamente invalorables y en ESA unica categoria si entrarian todos los amigos y seres queridos
bueno ya es demaciado cursi esto =P

lindo post!

Mr.Net dijo...

Qu� lindo ser el 20% de algo (????)

Who cu�l de todos esos ser�?

Mistern�ticas salutaciones varias

Mr.Net (80% algod�n)

Anita dijo...

Vos sabes cuales son las concecuencias?
Las TERRIBLES concecuencias!!!

Supongamos, uno de tus amigos esta charlando con otra persona y dice: "Si, porque como me dijo mi amigo imaginario Fede, 2+2 es 4..." y bla bla bla...

Te lo imaginaste?
LOCURA!
Eso es lo que todos van a pensar de tus amigos! Quién sabe! Quizás los encierren en una clínica psiquiátrica por alucinaciones!

-____-

Le paso a comentar que su post quedo genial y muy cierto aproposito! Los amigos son como el aire, nos llenan los pulmones, y me alegra saber que ust tiene tantas personas con las que puede contar... es ust alguien muy querible =)

Gracias por darle comentarios a mi blog! jajaja, antes tenia mas gente que comentaba y fueron dejandolo en el olvido, pero sinceramente no me preocupa, porque no lo escribo para recibir muchas visitas, sino porque de vez en cuando me gusta escribir.
Y dejeme decirle que sus palabras son muy halagadoras tambien! :)

Besazos grandes!


Gracias por ser mi amiguito imaginario, y mailistico, y de delirios, y locuras..


Nos vemos pronto!

Anónimo dijo...

Gracias Srto imaginario.

Le quedo genial
besos desde españa

Lupita dijo...

Me gustó, me gustó.
No sé si me reí o me emocioné o las dos cosas a la vez.

Te firmo hoy, en el día de la lealtad peronista. Lealtad en fin...jajaj

Besito querido, que andes muy bien!
Lupe

Anita dijo...

Bueno...


Este....



Despues de haberlo visto cantar en un Cantobar, un tema que realmente ust. desconocía... debo decirle que ya no lo puedo considerar una persona responsable y seria! Y MENOS POR MANDAR EL INFERNAL PAPELITO PARA QE CANTARAMOS!! jajajaj contó cuantas veces me perdí en la letra? contó cuantas veces desafinamos? Contó los bostezos en el público?? jajajaj, no los dedos de sus manos, ni los de sus amigos.. (qe por cierto en plena noche andaban con la Guia-T jajaja)
Le agradezco por obligarme a cumplir un sueño de hace tiempo jajaja y por una noche expectacular (aunque cortita), el próximo lugar lo elegimos nosotras!!

Espero que ande mas que bien, actualice, pero por dios!!! no lo haga con nuestro video o nuestras caras escrachadas en las fotos! O será demandado ^^

Muchos besotes... Se extrañan sus mails... Estamos en contacto!!!

Se lo quiere mucho sr imaginario!




(Nosotras le quisimos poner onda y nos subimos a bailar a la tarima............................................ no nos pueden haber bajado!!!!!!!!!!! jajajaja qe depresion!)

Anita dijo...

"no los dedos de sus manos, ni los de sus amigos.. " = no le alcanzaron los dedos de sus manos, ni los de sus amigos...


jajaja por las dudas aclaraba :)