SECCIONES

Narrativa

Cuentos, relatos y delirios varios. La producción de esta fábrica artesanal de textos en que quiero convertirme.

Carrera

Descubrimientos, consejos y opiniones que me van surgiendo en estos primeros pasos como escritor.

Reflexión

Divagues, análisis y pensamientos, sobre la vida, el amor, el destino y todo aquello que se me cruza en el camino.

Fotografía

Una palabra puede decir más que mil imágenes, o eso opino yo. Pero a veces, una imagen puede hablar por si sola.


22 diciembre, 2008

Croupier de la Vida

Considero que un tema recurrente en este blog (si no el único), es el destino, en una u otra de sus formas.
En este caso, voy a hacer trampa.
Creo que será trampa, pues no mucha gente entenderá lo que diré. Pero quienes lo entiendan, dudo que puedan discutirlo.

Una frase popular (desconozco si tiene autor conocido) dice algo similar a:

“El destino reparte las cartas, pero uno es quien juega la mano”.

No se si será correcto, pero creo que todos pensamos inmediatamente que hace referencia a una partida de Poker.

Uno recibe las cartas, y -buenas o malas- debe jugar la mejor partida posible. Y no importa cuales sean, uno con maña, inteligencia, astucia, ingenio o lo que corresponda, puede salir ganando unas cuantas fichas.

Pues no concuerdo en eso.

Una analogía mucho mejor que con el juego de cartas y apuestas más conocido, se puede hacer con el Truco.



[Argentinos dignos de llamarse así, abstenerse de leer las siguientes líneas]

El Truco es un juego de cartas, utiliza baraja española reducida -40 cartas-. Pueden participar 2, 4 o 6 jugadores, existiendo una variante poco popular para 3 participantes.
La idea básica del juego consiste en vencer al oponente (ya sea individuo o equipo), en sucesivas manos, hasta alcanzar 30 puntos.
Se reparten 3 cartas por persona, y por ronda se bajara una. Ganara la ronda quien posea la carta más alta, según un ranking propio del juego. Quien gane 2 rondas, ganará puntos.
También se suman puntos mediante el “Envido”, en el cual se contabilizan los valores de cartas del mismo palo.

El juego permite “mentir”, haciendo creer al adversario que uno posee mejores cartas de las que realmente tiene.

Téngase en cuenta que este es un resumen demasiado rudimentario y solo a fin de que los lectores al menos tengan idea sobre el juego del que se hablará.

[Pueden proseguir con la lectura]



Como decía, considero que la vida puede tomarse como una partida de Truco, donde el destino reparte las cartas y a uno le toca jugarlas.

Por que Truco y no Poker? Pues en este último, uno con las peores cartas aún puede engañar al otro y salir con ganancias.
En el Truco, en cambio, si uno no tiene nada de nada, nada puede hacerse.
Si el contrincante también tiene una pésima mano, quizás se puede lograr algo… Pero de otro modo, no hay caso. Uno esta perdido.

Pues, para bien o para mal, creo que el destino es así.

A veces, toca perder, no importa lo que uno haga por impedirlo.

Pero no creo que eso sea tan malo. Siempre hay otra mano, y luego otra partida, y en algún momento, a uno le tocara ser vencedor.

Simplemente, no siempre se puede ganar.

Al menos, si uno juega bien, toda derrota es digna.




Pese a lo que pueda parecer, no me siento vencido por mi destino. Simplemente, se me dio filosofar por estos rumbos…


.

1 comentario:

Anónimo dijo...

You have to express more your opinion to attract more readers, because just a video or plain text without any personal approach is not that valuable. But it is just form my point of view