SECCIONES

Narrativa

Cuentos, relatos y delirios varios. La producción de esta fábrica artesanal de textos en que quiero convertirme.

Carrera

Descubrimientos, consejos y opiniones que me van surgiendo en estos primeros pasos como escritor.

Reflexión

Divagues, análisis y pensamientos, sobre la vida, el amor, el destino y todo aquello que se me cruza en el camino.

Fotografía

Una palabra puede decir más que mil imágenes, o eso opino yo. Pero a veces, una imagen puede hablar por si sola.


17 junio, 2012

Trust me, I'm an Addict


Subo al vagón, y me acomodo junto a unos asientos. Están todos ocupados, toca viajar parado. Miro a mí alrededor, como suelo hacerlo. Una chica me está mirando. Un poco niña, y para nada de mi estilo. Halagador de cualquier modo, pienso.
Sigo paseando mis ojos, y me encuentro con otra mirada. El pibe detrás de ella también me mira. Curioso. Curioso cuando son dos personas. El tercero ya se hace un tanto incómodo. Y me mira fijo, desde debajo de su capucha. Se le suma un tipo con una campera pesada. Y una señora con su hija en brazos.
Sonrió un poco, intentando desvanecer fantasmas de mi mente. Pero estos espíritus son bien corpóreos. Nada de fantasía esta vuelta.
Llevo mi mano al costado, a mi morral. Lo pego contra mí. Ahí está lo que buscan. Tengo que protegerlo.
Veo un puño abrirse y cerrarse. Abrirse y cerrarse. Apretándose. Se le marcan las venas.
Mi respiración está un poco agitada. Intento mantener la calma. Con mi otra mano, busco las llaves. No son un gran arma, pero tampoco tengo nada mejor encima.
La chica que primero noté está señalándome mientras le habla a su acompañante. Un tipo atrás mío se relame mientras se arremanga.
Miro un tanto desesperado alrededor, y encuentro a una señora sentada que lleva en muletas. No será la gran cosa, pero puede servir.
Siento las miradas sobre mí, tensas como la cuerda de un violín tocando su nota más aguda. El aire se siente pesado.
Escucho el chasquido de una navaja al abrirse, pero el ruido del tren no me deja saber desde donde vino. Mi campera es gruesa, me digo. Quizás resiste una hoja poco afilada, me miento.
Estoy a tres asientos de la puerta más cercana, y las ventanas no se pueden abrir.
Un tipo grandote viene caminando hacia donde estoy.
Meto la mano en el morral, y evalúo las posibilidades. Si pudiera abrir un paquete y tirarlo, confío en que el olfato los obligaría echarsele encima. Pero no hay tiempo. O simplemente no estoy dispuesto a sacrificarlo.
La chica esa se sonríe mirándome fijo. Casi pareciera que tiene colmillos. Su sonrisa se agranda. Eso me alerta. Apenas llegó a agacharme cuando el grandote tira el primer golpe.
Me dejo caer al suelo, y me estiró para agarrar una de las muletas. Ya hay tres personas paradas adelante mío. Ojala supiera cuantas a mis espaldas.
Tiro una patada desde el piso, y logro levantarme, quedando un poco sobre el asiento de una señora. Siento como me agarra, como intenta meter la mano en mi morral. Le muerdo el brazo, apenas logro zafarme. Un segundo más, y el chico con la navaja me caía encima. Dejo que se arreglen entre ellos.
La puerta se abre, tengo una posibilidad. Doy un golpe con la muleta. Y otro. Y me pegan al costado, haciéndome tambalear. Escucho el silbato. Queda poco tiempo. El tipo con capucha me pega de nuevo, y me deja viendo luces. Descargo la muleta con toda la fuerza que puedo, y salto hacia atrás. Caigo al piso, y veo como la puerta lo engancha por un momento, mientras yo me arrastró de espaldas en el piso. La puerta ya se está abriendo de nuevo cuando logro ponerme de pie, y salgo corriendo.
No miro atrás. No paro. No puedo respirar, pero sigo. Más le vale a todos esos enfermos que no se haya partido ni una de las galletitas, o los voy a ir a buscar uno por uno.

2 comentarios:

Bruno dijo...

Espectacular, bro. Los Toddy-adictos cada vez más peligrosos :)Pero me gusta más arremanga que remanga y no me gusta como suena lo de arrastrarse de culo en este contexto...

Un Cowboy Actual dijo...

Chas gracias bro! corregidas ambas cosas. lo del "culo" tampoco me sonaba bien, pero por no se me había ocurrido como cambiarlo :P