SECCIONES

Narrativa

Cuentos, relatos y delirios varios. La producción de esta fábrica artesanal de textos en que quiero convertirme.

Carrera

Descubrimientos, consejos y opiniones que me van surgiendo en estos primeros pasos como escritor.

Reflexión

Divagues, análisis y pensamientos, sobre la vida, el amor, el destino y todo aquello que se me cruza en el camino.

Fotografía

Una palabra puede decir más que mil imágenes, o eso opino yo. Pero a veces, una imagen puede hablar por si sola.


27 septiembre, 2012

Criaturas Asombrosas



Bienvenidos a otro encuentro de Criaturas Asombrosas. En el programa de hoy, conoceremos a una de las más maravillosas criaturas que han poblado la fauna terrestre: conoceremos al Maledictus Fur Naviculis, comúnmente conocido como: Robabotes.


Si bien jamás se han podido capturar fotografías o imágenes en video de estos animales, la majestuosidad de los Robabotes puede apreciarse en los grabados y oleos que fueron realizados a lo largo del tiempo.

Ya fue descripta su imagen por el doctor Stephen Maturin:

“[…] se alza sobre sus extremidades, iguales a las de los Crotalinos Americanos. Es increíble verlo desplegar sus alas, de envergadura comparable a las de las MoasGigantes de Nueva Zelanda. Sus terribles dentelladas rememoran las fauces de los Vermilinguas de las tierras del Caribe, y en la forma de su cuerpo debió inspirarse la leyenda del terrible Umita del norte Argentino. A decir verdad, resultan bastante feúchos.”


Los primeros registros que se tienen de los Robabotes, datan de la antigua Grecia, en un escrito del historiador y geógrafo Heródoto:

“Según mi tío Paniasis, la posta es que las sirenas no existen. En realidad se trata de unos bichos que les roban los barcos a los marineros, después de atraerlos y hacerlos encallar bajo promesas de ‘masajes con final feliz’.”


El antiguo escrito, si bien no pone nombre a estos animales, los define con las características principales de los robabotes: su capacidad de imitar el habla humana, su afición a los medios de transporte marítimos, y su notable tendencia a las referencias sexuales.


Según se puede apreciar, el desparpajo de estas alimañas se acrecentó a lo largo del tiempo, como claramente se ve reflejado en el siguiente texto del historiador John Bennett Black, que trata sobre los piratas que tuvieron su auge tras la Conquista Española:

“Al parecer, si bien los piratas tenían por costumbre enseñar insultos y maldiciones a sus característicos loros, esta práctica no tuvo en ellos su origen. Los piratas mismos fueron instruidos en el arte del insulto por parte de los robabotes. Según una bitacora encontrada, el gran corsario Francis Drake en una ocasión estuvo vomitando durante tres días por culpa de un elaborado insulto que le propinó un robabote, el cual incluía referencias a cañones, cadáveres en descomposición y partes intimas de la madre del corsario.”


Este gusto por lo soez quedaría también registrado por Charles Darwin, en una carta enviada a su amigo botánico John Stevens Henslow:

 “…el animalejo ese estaba llamando puta a Emma, diciéndole toda una sarta de guarangadas. Eso me molestó, así que me tiré sobre él intentando agarrarlo. Como un idiota, terminé volcando el bote.”


Esto demuestra la confusión que ha habido a lo largo del tiempo al intentar determinar a que familia de especies pertenecen los robabotes. Darwin parece indicar que se tratan de caninos, como se aprecia en la continuación de su carta:

“Cuando llegamos nadando a la orilla, ya se había llevado mi bote el muy hijo de perra.”


Durante los últimos años, han disminuido significativamente los avistamientos de robabotes, pero los expertos aseguran que no se encuentran en peligro de extinción, sino que han mudado su hábitat natural: hoy día, resulta común encontrarlos en foros y otros sitios web, donde los robabotes continúan lanzando sus improperios a las personas, y -mediante la Internet-, navegando sin necesidad de embarcaciones.


Nos despedimos de esta emisión, y de los entrañables robabotes, con la esperanza de que, de una vez por todas, dejen de subir puteadas en la página de Facebook de… Criaturas Asombrosas.

2 comentarios:

West dijo...

Me encantó. Rockeás cuando escribís acción o ciencia ficción, pero tu faceta humorística es la que más me cabe.

Un Cowboy Actual dijo...

Chas gracias bro!
Creo que con la faceta humorística es la que menos seguro me siento, pero quiero aprender a manejarla también :)