SECCIONES

Narrativa

Cuentos, relatos y delirios varios. La producción de esta fábrica artesanal de textos en que quiero convertirme.

Carrera

Descubrimientos, consejos y opiniones que me van surgiendo en estos primeros pasos como escritor.

Reflexión

Divagues, análisis y pensamientos, sobre la vida, el amor, el destino y todo aquello que se me cruza en el camino.

Fotografía

Una palabra puede decir más que mil imágenes, o eso opino yo. Pero a veces, una imagen puede hablar por si sola.


17 abril, 2013

Todo comienza al fin


Bueno, si esto se trata de mi carrera como escritor (y eso parece indicar el titulo del blog), creo que pocas cosas pueden ser más significativas a nivel simbólico de mi etapa actual que esto:

Estimado participante,

Ante todo queremos agradecerte tu valiosa participación, ya que sólo así es posible que este certamen cobre vida y podamos mostrar al mundo todo este potencial literario.
 
Intentaremos llevarlo a cabo con la mayor objetividad posible, con humildad y con rigor para poder contribuir y hacer realidad el deseo compartido de dar vida a una nueva publicación con los microrrelatos más destacados que seleccione la Comisión Evaluadora, una misión siempre ardua y difícil.
 
Una vez finalizado el proceso de lectura y valoración nos pondremos en contacto con los seleccionados, hasta entonces, te damos anticipadamente las gracias.  
 
Atentamente,

La Directiva


No hay ningún error… no es un mail reconociéndome como ganador, finalista, ni mención especial en el concurso en cuestión. Es, simplemente, un acuse de recibo del microrrelato que envié.

La verdad que hace mucho tenía ganas de empezar a participar en concursos de cuentos, relatos y microrrelatos, pero venía postergándolo. Mi régimen de escritura, con las idas y vueltas que implica la vida laboral y personal, todavía no está muy aceitado (quizás estoy incluso siendo un tanto generoso conmigo mismo al decirlo de ese modo), y tuve que asumir que empezar a trabajar textos con la idea de concursar implicaba dejar bastante de lado este blog, donde vengo volcando mi yo literario desde mucho antes de siquiera asumir como destino la carrera de escritor. No fue una decisión fácil.
¿Por qué tomarla, entonces?
No tengo estudios relacionados a las letras, más allá de cursos y talleres que hice, hago y seguiré haciendo. No me atraen, no siento que me brinden lo que necesito (aunque seguro que me aportarían algo, y quizás mucho). Esa falta de estudios formales no me preocupa en si misma… pero implica una complicación que si me pesa: la falta de CV.
Creo que el CV como escritor se apoya en distintas cosas:
·        Sus trabajos publicados, los cuales no tengo al momento de escribir esto, pero podrían ser libros, apariciones en revistas y en algunas publicaciones virtuales.
·        Sus estudios formales relacionados, a los cuales les veo muy poco peso a la hora de ser evaluado como autor.
·        Su “carpeta” de trabajos, que en mi caso y de momento sería este querido blog
·        Los “galardones” recibidos… y sobre este último punto es donde decidí hacer foco
Nota: los “estudios informales” sirven a nivel formativo, pero dudo que den ningún peso al CV.

Eventualmente voy a tener trabajos publicados; me niego a aceptar que eso puede no ocurrir. Incluso, parte de los posibles premios que uno puede recibir al participar en concursos es ser publicado.
En cuanto a la carpeta… va a seguir creciendo, aunque no se vea reflejado en este espacio cibernético, o al menos no de forma directa.
Ahora viene la difícil etapa en la que toca asumir que lo que importa es participar, y no ganar. Igual, no me voy a concentrar mucho en eso… no va con mi estilo. Participo para ganar, aunque me lleve varios intentos.
Un pequeño microrrelato para el hombre. Un gran paso para este escritor.

1 comentario:

Mabel, mamá de Sol dijo...

¡Yes!¡Piu avannnti! Mon chère Fede (o sea muuuchos deseos internacionales de EXITO)